Reos escondían medio millón de pesos en penal de Puebla

A los sujetos también les fue hallada una  decena de teléfonos celulares

Ayer se realizó el traslado de dos peligrosos internos del penal de San Miguel en la ciudad de Puebla al de mediana seguridad ubicado en el municipio de Ciudad Serdán; tratándose de Carlos N y Eduardo N, quienes tenían en su poder una decena de teléfonos celulares y casi medio millón de pesos dentro del Cereso.

Aunque los dos internos están procesados por los delitos de homicidio y robo, a Eduardo N, se le identificó como la persona que fungía como segundo al mando al interior del penal de San Miguel, después de Arturo N, alias “El Cachibombo”, un reo que presuntamente tenía el máximo control dentro y fuera del Cereso, para la comercialización de enervantes, sembrador de violencia y diversos asesinatos, según reveló el gobierno estatal.

De hecho, “El Cachibombo” fue trasladado apenas hace dos semanas del penal estatal al de Tepexi de Rodríguez, luego de que se detectó que tenía el control total del Cereso de San Miguel, por ello un día antes (el 23 de marzo) se realizó el operativo en donde se aseguraron múltiples objetos prohibidos.


En su momento las fuentes agregaron que este líder criminal contaba con dos aliados que están sembrando la violencia en la entidad,uno de ellos es Eduardo, al que hace unas horas junto con Carlos, se les encontraron 10 celulares y 467 mil pesos dentro del penal de San Miguel, reveló el titular de Seguridad Pública del Estado, Raciel López Salazar, ayer por la mañana.

El gobernador del estado comentó en su momento que “El Cachibombo” cobraba el ingreso de droga, celulares, mujeres, servicios de alcohol, y señaló que además operaba en colusión con los custodios del Cereso.

En coordinación con el subsecretario de Centros Penitenciarios, Adulfo Chacón Ruiz, se han realizado dos operativos en el penal de San Miguel, además se destituyó al director del Cereso, Omar Oseguera Guitiérrez, se dio de baja a algunos custodios por presunta corrupción con los internos, y se integraron 78 nuevos agentes para la vigilancia de la prisión estatal; además de que se han realizado los traslados de reos, como el caso de “El Cachibombo” y Eduardo.

Con información de El Sol de Puebla