Rodrigo Calderón sería el próximo alcalde de Martínez de la Torre

Apenas comienza la carrera por la alcaldía y en este municipio son las voces de políticos, profesionistas, gente de campo y trabajadores en general los que aseguran que el próximo presidente sería el hoy Diputado Federal, Rodrigo Calderón Salas, a quien describen como una persona honesta, sencilla, de trabajo y con vasta capacidad para gobernar la capital mundial de los cítricos, Martínez de la Torre.

Rodrigo Calderón tiene trabajo, la gente lo identifica, lo reconoce y, sobre todo, lo apoya; no solo por sus cualidades personales, sino porque ha roto con los estereotipos de esos políticos inalcanzables, que andan en camionetas de lujo, rodeados de escoltas y que, una vez que están en el puesto, se olvidan de la gente; él es todo lo contrario, y eso ha quedado demostrado en el tiempo que lleva como legislador.

En las 37 comunidades y poco más de 100 colonias que tiene Martínez de la Torre quieren a Rodrigo Calderón, y son los mismos habitantes, quienes están proponiendo que sea el próximo alcalde de esta ciudad, la cual -hoy más que nunca- requiere de un presidente con compromiso, convicción y que sea capaz de rescatar realmente a esta gran ciudad de la corrupción y la inseguridad.

Calderón Salas tiene músculo político, lo apoyan los diversos sectores sociales, mujeres, hombres de campo, empresarios, comerciantes, incluso cuenta con respaldo de líderes de otros institutos políticos, pues saben que es la persona idónea para llevar las riendas del municipio y que, desde la presidencia municipal, sabrá generar desarrollo para todo Martínez de la Torre.

Hoy, muchos son los quieren la presidencia y todos saldrán a prometer; es muy posible que dentro del montón veamos rostros ya conocidos, que han tenido la oportunidad y no supieron hacer las cosas bien, pero lo que Martínez de la Torre necesita – y así lo dice el pueblo – es una persona como Rodrigo Calderón, que caminó descalzo, que sabe lo que es la pobreza, que ha crecido a base del esfuerzo, que está en contra de la corrupción y a favor del progreso para todos.

La gente ya no quiere más espejitos y piensa que no es tiempo de equivocarse y luego lamentarse, por lo que en la próxima contienda buscan a una persona, no a un político; quieren a alguien que garantice bienestar para todo el pueblo, no solo para la burguesía o grupos a fines a quien tiene el poder; y saben que Rodrigo Calderón es hoy por hoy la mejor opción, y eso está más que comprobado.