Ex-Obispo de Papantla recibe condecoración Ohtli en en el Vaticano

El ahora arzobispo, Jorge Carlos Patrón Wong, recibió el máximo reconocimiento que se entrega a mexicanos destacados en el extranjero.

México celebra el 28 aniversario que reanuda de manera oficial sus relaciones diplomáticas con la Santa Sede, entregando al arzobispo mexicano, monseñor Jorge Carlos Patrón Wong, rector de Seminarios a Nivel Mundial, la condecoración Ohtli, que se entrega a mexicanos destacados en el extranjero.

El arzobispo Jorge Carlos Patrón Wong, secretario para los Seminarios de la Congregación para el Clero, originario de Mérida, Yucatán, expresó su agradecimiento por el reconocimiento a su labor.

“Este reconocimiento es una oportunidad para agradecer a Dios, todos los dones que recibimos vienen de Dios, para que los multipliquemos y compartamos con nuestros hermanos, pero también es una gran oportunidad de agradecer públicamente a México, a tantas mexicanas y mexicanos que me han formado en mi vida”.

La palabra Ohtli, de origen náhuatl, significa camino, y para el Arzobispo mexicano que se le distingue por su amabilidad y sonrisa siempre que se le encuentra en algún lugar del Vaticano, dijo sentirse cercano a México en estos tiempos complicados, sabiendo del sufrimiento de muchos que han perdido a sus familiares, pero que hay que mirar este tiempo con esperanza.

“Que los efectos negativos no se multipliquen, pero sí los efectos positivos, es el momento de ver hacia delante en nuestro trabajo común, con ojos de esperanza sabiendo que vamos a salir adelante, hemos salidos de situaciones mucho más difíciles

El embajador de México ante la Santa Sede, Alberto Barranco Chavarría, definió a Patrón Wong como un hombre ejemplar, fundamental en el fortalecimiento de los seminarios, “no es alguien egoísta, él lo transmite y es un ejemplo de vocación, ha sido un elemento fundamental para el fortalecimiento de los seminarios en todas partes donde ha estado y factor fundamental para la predica evangélica. Es un hombre que sonríe y sólo se sonríe cuando se tiene la fe”.