#Opinión: En Atzalan, a veces hay que sacrificar al peón para ganar la partida

Mucho se comenta y poco se sabe sobre el “atentado” que sufriera el ex alcalde de Atzalan, Orlando Bocarando, en el que perdiera la vida su chofer Juan Álvarez, en las redes sociales se hace sentir el apoyo y solidaridad de la gente hacia el ex munícipe, donde califican de cobarde dicho ataque.

A lo largo de la noche fueron muchos los rumores donde acusan de orquestar dicho ataque al presidente municipal en turno por el ya mencionado municipio de Atzalan, José Homero Domínguez, “el Yoni”, justo en plena celebración del cumpleaños de su vástago Jordán Domínguez, presidente del DIF, según dicen el motivo seria la pelea por la sucesión presidencial de aquel municipio.

Pero, qué tan conveniente sería para el “Yoni”, mandar a orquestar un atentado en contra de Bocarando Sánchez? Y más aún, dejar con vida al “objetivo”, porque en el momento en que el los bajaron de su vehículo, fácilmente podrían haber acabado con la vida de ambos. Sin embargo, solo se llevó un leve rozón el ex alcalde en una de sus piernas.

Ha surgido la duda de que dichos hechos fueron una simulación, es decir, un auto atentado, toda vez que se rumora que el sobrino del ex alcalde, ha tenido una baja aprobación en la Ciudadanía de Atzalan, siendo muy baja la aceptación de Baruch García, lo que les ha ocasionado estar derramando fuertes cantidades de dinero para lograr imponerse como el aspirante a la alcaldía más fuerte, buscando con este auto atentado, victimizarse, así como también olvidar el saqueo descomunal que se realizó durante el periodo como presidente de Orlando Bocarando, pero sobre todo hacerles pensar a la región de Atzalan, que Homero Domínguez Landa, es la persona que ordenó dicho ataque, esto para frenar su carrera para la búsqueda de la Diputación Federal y más que nada para bajar sus niveles de popularidad en la sociedad, haciendo mención que desde siempre se ha conocido la relación del yoni, con grupos criminales.