En Misantla, una monarquía de apellido Hernández Candanedo

  • Dos hermanos presidentes municipales, una hija que fue impuesta como diputada y ahora un yerno que anda en busca del hueso.

Misantla, Ver.- Como si no fuera suficiente con dos hermanos de presidentes municipales y una hija -de ellos- impuesta como diputada; los Hernández Candanedo y la “monarquía” que intentan instaurar en Misantla parece no tener fin, pues ahora un yerno de ese mismo “clan” también busca, en un futuro no lejano, ocupar un puesto dentro de la administración pública y, por ello, desde hace algún tiempo se le ha visto muy movido, entregando apoyos en diversas zonas de esta localidad.

Se trata de Luis Fernando Rodríguez Pérez, esposo de la diputada (panista) plurinominal por Misantla, María Graciela Hernández Íñiguez, mejor conocida como “Marigrás”, yerno del actual alcalde, Othón Hernández Candanedo; sí, ese que en las pasadas elecciones fue sorprendido y denunciado por andar repartiendo despensas a favor del ex candidato a la gubernatura del estado, por la coalición “Por Veracruz al Frente”, del PAN-PRD-MC, Miguel Ángel Yunes Márquez.

El aprendiz de servidor público, de unos meses a la fecha -curiosamente- se le ha visto muy movidito, entregando láminas, uniformes deportivos y tanques de plástico para agua; así también aparece en convivencias, hace dizque faenas en comunidades y monta todo un circo para promover su imagen bajo el visible amparo del suegro y el apoyo de su esposa, la legisladora, esa que dice ser representante de un pueblo que no emitió ningún voto por ella, porque hay que ser claros, fueron las relaciones con los “Yunes” las que sirvieron para que llegara a ser diputada.

Luis Fernando Rodríguez, dicen los misantecos, es una carta en la baraja de los Hernández Candanedo, y aunque este joven aseguraba que no buscaba nada, lo cierto es que hoy hasta  paga por publicidad y en este municipio todos saben que buscará ser candidato en las próximas elecciones, de ahí que todas las publicaciones que hace -en su cuenta personal de Facebook- aparezca haciendo alguna actividad “a favor” de la ciudadanía, la cual muy seguramente lo seguirá viendo cada día con más frecuencia.

Primero fue Javier, ahora su hermano Othón es el alcalde, la hija de este último fue impuesta como diputada, y está supuestamente legislando; nada más falta el yerno, Luis Fernando Rodríguez o la suegra de éste en algún cargo de elección popular, para que esta monarquía siga haciendo de las suyas con el dinero del pueblo de Misantla. Señoras y señores, esto apenas inicia y en nuestras próximas entregas les iremos diciendo qué clase de personas son cada uno de estos y cuáles son sus mañanas, así como sus verdaderas intenciones.

Fuerte y en grande, aseguran, es la ambición de estos ya mencionados, quienes -con el disfraz de una  asociación civil- ya andan en abierta campaña, lucrando con la necesidad de los misantecos y burlándose de los órganos electorales, pero -como dicen en el rancho- que los compren quienes no los conocen, pues aquí todos saben que quieren eternizarse en el puesto, ese es su único objetivo; eso de que “quieren un mejor municipio” es puro cuento.

PD. La monarquía de los Hernández Candanedo está ahí, tan es así que, mientras el alcalde Othón impulsa a su yerno, el hermano (Javier) ya se cambió a MORENA para tratar de satisfacer sus intereses personales; es decir que, de una u otra manera quieren seguir saqueando a Misantla. A estos personajes la ciudadanía es lo que menos les importa.